BLOG DE DERECHO MILITAR

 Hoy hablamos de la posición jurídica que tiene la persona que ha dado un parte disciplinario contra un guardia civil o un militar y las posibilidades que le da la ley de intervenir en el procedimiento sancionador.



La detención del militar es un supuesto regulado en la Ley Procesal Militar que afecta a cualquier detención que se realice a un militar ya sea por un delito militar o común. Es una figura del Derecho Militar a mi juicio importante ya que es el único fuero que ha mantenido el ámbito castrense que se extiende a la jurisdicción ordinaria aunque, en la práctica, no se está aplicando por la propia inacción del Ministerio de Defensa.



La nueva ley de Régimen Disciplinario ha introducido novedades en las sanciones por la comisión de delitos dolosos, pero lo más significativo es que ha realizado una serie de modificaciones a la Ley de la Carrera Militar que se van a convertir en la única reforma de la misma que afecte a los militares en activo.



La anunciada reforma de la Ley de la Carrera Militar cae como un jarro de agua fría sobre aquellos a los que aún les quedaba alguna esperanza de cambio. Nada se modifica que afecte a los militares en activo pero el Sr. Ministro la ha mostrado ante los medios como la solución a los problemas causados por esta misma ley.



 Queriendo indagar sobre cuales serán las novedades que nos depara la nueva Ley de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas me he encontrado con las declaraciones en prensa de los representantes de los grupos parlamentarios sobre cuales serán los avances más significativos de la nueva ley. Al parecer a partir de ahora los militares tendrán derecho a solicitar el habeas corpus, que la resolución sea motivada y a no pasar los arrestos por falta leve en celdas. Me preocupa seriamente ver esta clase de declaraciones por parte de nuestros legisladores y me plantea la duda de si realmente saben lo que hacen porque lo que tengo claro es que no saben lo que dicen.



En este artículo vamos a tratar de dar respuesta a las preguntas más habituales que nos plantean los militares de empleo acerca de lo que deben hacer cuando se van a tramitar sus renovaciones de compromiso.



 Siendo la parcialidad objetiva uno de los vicios que más se imputan a la Justicia Militar en estos días, conviene recordar que el reconocimiento más contundente a este principio procesal tan esquivo vino a través de una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Curiosamente esa vulneración del derecho a ser juzgado por un juez imparcial fue cometida por el Tribunal Militar Central.



En los expedientes gubernativos por consumo de drogas si no hay asistencia letrada siempre vemos la misma propuesta de sanción, la separación del servicio. Esto es una mala práctica y así lo ha manifestado el Tribunal Supremo pero, ¿por qué se sigue pidiendo la sanción máxima?



  En este artículo vamos a hablar de los elementos que más pesan a la hora de realizar los procesos de evaluación en los expedientes de renovación de compromiso de los militares de empleo.